Diferencia entre yoga y pilates

A través de los años, siempre hemos buscado la manera de mantener todo nuestro cuerpo y ser en excelente condición. Existen disciplinas que permiten lograrlo, pero se necesita constancia y dedicación en cada uno. El yoga y el pilates son dos prácticas, que aunque se asemejan siguen teniendo fines distintos. Por eso, para decidirte por alguna de estas, aprende la diferencia entre yoga y pilates.

¿Qué es el yoga?

El yoga es una disciplina proveniente de país oriental India. Esta práctica ancestral consiste en crear un equilibrio entre la mente, el cuerpo y el alma mientras se hacen diferentes posturas del cuerpo. Esto permite que puedas cultivar todo tu ser a través de la meditación. Aunque muchos lo han asociado como una religión, este pensamiento está muy lejos de la realidad. Se trata de una filosofía y un estilo de vida que te llena de energía y trae calma a tu entorno.

Aunque parezca un método complicado, es necesario ser constante con su práctica. Con el tiempo, verás que cada postura será más fácil de realizar. Y todo es posible controlando la respiración y la mente en cada ejercicio. Es por esta razón, que se considera ideal para personas que sufren de estrés o ansiedad.

¿Qué es el pilates?

También existe otra disciplina que permite lograr que la mente y el cuerpo se mantengan en un equilibrio constante. Se trata de pilates o el método de pilates. Se trata de un conjunto de ejercicios que se deben realizar sobre una colchoneta. A su vez, se combinan con patrones de respiración, permitiendo realizar movimientos controlados, favoreciendo a la salud y el bienestar general.

diferencia entre yoga y pilates

Cuando se habla de pilates, hay que recordar que no tiene relación con ningún deporte. Aunque si requiere de ejercicios físicos, el fin de su aplicación es diferente al del mundo deportivo. Durante mucho tiempo, ha sido beneficiosos para la rehabilitación del cuerpo. Además, se trabajan los músculos, logrando una apariencia mucho más atractiva, tonificando la figura. En algunos casos, es recomendable el uso de jugos o disoluciones energéticas para mejorar el rendimiento en pilates.

Diferencia entre yoga y pilates

Buscar el bienestar general es una característica similar en ambas disciplinas. Ambas son recomendadas para mejorar salud, sobre todo si existe presencia de lesiones. Y el cuerpo va perdiendo las tensiones, mostrándose más relajado. Sin embargo, se han destacado diferencia entre yoga y pilates, que te permitirá saber en qué momento practicar cada uno:

Pilates

  1. Cuando existe presencias de lesiones, realizar pilates influye en la sanación del cuerpo.
  2. Si lo que buscas es bajar de peso, puedes dedicarte a estos ejercicios ya que esta disciplina favorece la tonificación muscular.
  3. El pilates nació como una actividad física de rehabilitación, que trabaja la mente y el cuerpo a la vez para lograr el fortalecimiento de este último.
  4. El uso de la respiración se enfoca de trasportar el oxígeno necesario a los músculos para darles energía.
  5. Practicar pilates con regularidad, te ayudará a mejorar el tono muscular, brindándote una mejor figura.

Yoga

  1. Para quien practica yoga, obtendrá beneficios psicológicos, contribuyendo a la sanación de la mente.
  2. Tu cuero se sentirá más relajado, ayudándote a encontrar la paz y calma en cada aspecto de tu vida.
  3. El yoga es una disciplina ancestral que se desconoce el momento de su origen. Sin embargo, se ha destacado por ser una filosofía que trabaja el ser completo. Se busca lograr un equilibrio entre la mente, el cuerpo y el espíritu.
  4. El ritmo de la respiración permite que el cuerpo llegue a un estado de relajación adecuado.
  5. Podrás aumentar la flexibilidad y elasticidad de tu cuerpo.

¿Cómo mantener el cuerpo para practicar yoga y pilates?

La alimentación es un factor muy importante para preparar el cuerpo adecuadamente para poder practicar yoga o pilates. La dieta siempre debe ser balanceada, permitiendo que todo el cuerpo esté cargado de energía. Con esto, se logrará que siempre exista fuerza suficiente para realizar cada una de las actividades.

diferencia entre yoga y pilates

Pero además de esto, es necesario tener en cuenta la hidratación y otras maneras de obtener nutrientes. En el caso del yoga, lo mejor es beber diariamente jugos a base de vegetales verdes. Estos intervienen en el flujo de sangre, haciéndolo más fácil. Y así mismo, previenen distintas enfermedades. Pero para pilates, lo mejor es optar por las disoluciones deportivas. Son bebidas a base de azúcares y sales minerales ideales para cuando se hacer jornadas largas de ejercicio o si el día es muy caluroso.

Dónde hacer yoga en Sevilla

El yoga es una discipilna tradicional que se originó en la India. Con ella fundamentalmente se busca alcanzar el equilibrio y bienestar mental, físico y espiritual. Aliviar dolores de espalda, perder peso o reducir la ansiedad son algunas de las principales movitaciones para llevarla a cabo. Además, incluso puede hacer que tengas una nueva perspectiva de vida.

Algunas veces no es fácil encontrar un lugar en el que practicar yoga, y eso es muy importante a la hora de tener disciplina. Sí, podemos hacerlo viendo vídeos de Internet y en casa. Pero, sí tienes la posibilidad de hacerlo, es mejor ir a un lugar en concreto en el que puedas encontrar motivación e indicaciones concretas para lo que buscas con esta popular disciplina. Por eso vamos darte una lista de lugares en los que podrás hacerlo en Sevilla.

Sitios para hacer yoga en Sevilla

Vamos ya con esa lista:

Eseana

Este centro es uno de los más acogedores de la ciudad, empezando por su decoración, que incita al descanso y a la meditación. Su máxima es “El yoga es para todos”, y por ello cuentan con opciones para todos, independientemente de la experiencia previa y de la condición física de sus alumnos. Incluso para personas con limitaciones o lesiones físicas. Está en la calle Jerónimo Hernández.

 

Espacio para el yoga

Una de las características más reseñables de este centro es que sus grupos son muy reducidos. Esto contribuye a que tengan una atención más personalizada.

Dónde hacer yoga en Sevilla

En este espacio se practican varios tipos de yoga. Son uno de los pocos centros andaluces que imparten disciplinas como Jivamutki, que básicamente consiste en conectar la parte intelectual y con la física. Si quieres pasarte por allí, están en la Avenida de las Ciencias.

Oyoga

En este centro, que cuenta con un gran espacio, se combinan el deporte con la relajación de forma muy profesional. Además, podrás adaptar perfectamente las clases de yoga al horario que más te convenga, ya que su horario es interrumpido: desde las 8 hasta las 22 horas. Tienen más de 50 clases semanales. Están en la calle Curtidurías.

Sadhana

Quienes acuden a las clases de este centro coinciden en la cercanía del trato. También aportan un maravilloso toque de humor, que casi siempre viene bien. Ellos mismos definen su manera de dar clases como “Una práctica sencilla, clara y frofunda”. Sus profesores están titulados por la Federación Nacional Sadhana, que está reconocida por la Unión Europea de Yoga. Si quieres acudir a sus clases o informarte sobre ellas, están en la calle Matahacas.

Vida Sevilla

Este centro es perfecto para principiantes, incluso para quienes no tienen muy claro lo que es el yoga, pues ofrecen una charla de iniciación en la que pueden resolverte cualquier duda sobre el mundo del yoga y de la meditación. Las clases son tanto exteriores como en el interior de sus instalaciones. Si no puedes ir entre semana, no te preocupes, también hay clases disponibles para fin de semana. Los encuentras en la Calle San Hermenegildo.

Esperamos que entre esta lista encuentres un centro para practicar Yoga en Sevilla que entre dentro de tus necesidades y expectativas. Si quieres empezar conciendo más sobre las posturas de esta disciplina, aquí puedes hacerlo.

 

Saludo al sol yoga

El Suya Namaskar (nombre sánscrito) o saludo al sol yoga, es conocido como una parte importante del yoga físico. Esta postura pertenece a las primeras que aprenderás en una primera clase.

Si te interesa conocer en qué consiste, sus beneficios y origen, te invito a seguir leyendo a continuación, pues conocerás todos los detalles del saludo al sol yoga. ¡Empecemos!

El saludo al sol yoga, ¿en qué consiste?

Este ejercicio es totalmente dinámico y cuenta con 12 posturas que se realizan en un solo ejercicio, de manera continua, combinando respiración y ejercicio. Dichas asanas cuentan con efectos fisiológicos muy increíbles y beneficia a la columna por la respiración y el movimiento.

Usualmente se practican varias repeticiones antes de comenzar la clase de yoga, como tal. Sin embargo, forma parte de un único y completo sistema de entrenamiento. Cualquier persona puede practicarlo y existen diversas alternativas para niños, personas mayores o mujeres embarazadas.

¿De dónde nació?

El saludo al sol siempre se ha reconocido como emblema de inmortalidad y salud, por ello, los hindúes lo adoran sin más. Sin embargo, aunque algunos dice que el saludo al sol yoga viene de los Vedas, la realidad es que aún no existen referencias ni textos que lo confirmen.

Si buscas referencias del primer saludo al sol yoga, se encuentra información que viene de la mano de Bala Sahib, un político hindú de 1929. Este personaje fue quien desarrolló las posturas mientras se basaba en el vyāya, la flexibilidad la práctica y los luchadores.

A pesar de que data de años muy antiguos, logró obtener popularidad en 1937, cuando Louise Morgan, periodista británica, decidió promocionarlo en uno de sus libros. Este saludo alcanzó la fama mundial después de la segunda guerra mundial. ¡Increíble!

Tips para realizar el saludo al sol

saludo al sol

Antes de realizar el saludo al sol yoga, es importante que tomes en cuenta algunos tips que te ayudarán a llevarlo a cabo de una mejor manera. ¡Lee a continuación!

  • Concentración: cuando te dediques a realizar la postura, es recomendable que mantengas la concentración, no dejes que nada te distraiga. Si deseas obtener beneficios, potencia tu mente y cuerpo, en el aquí y ahora.
  • Equilibrio: haz dos repeticiones para que los dos lados del cuerpo sean equilibrados.
  • Intensidad: el saludo al sol puede repetirse todas las veces que desees. Primero empieza con movimientos suaves y lentos, especialmente si es de mañana, luego aumenta el ritmo en la medida que vayas calentando.
  • Amaneceres: a pesar de que esta pose puede llevarse a cabo cuando se desee, se recomienda aprovechar los amaneceres para esto. Incluso, es bueno practicarlo antes de desayunar.
  • Espacio: es importante que adecúes un espacio cómodo, ya sea en tu sala, jardín, habitación o donde más te guste. Lo ideal es que tenga los metros suficientes para que realices las posturas con total libertad y comodidad.

¡Razones para practicarlo!

saludo al sol

  • Fortalecen y flexibilizan las articulaciones y la columna.
  • Estimulan y tonifican los músculos y los nervios, de manera que los estiran y revitalizan.
  • Hacen que el organismo se vuelva mucho más resistente.
  • Acaban con la ansiedad y el estrés.
  • Oxigenan la sangre, los pulmones se ventilan y regulan la respiración
  • Te llenan de energía total.
  • Elevan tu autoestima de manera realmente significativa.

No cabe duda de que el saludo al sol es una excelente manera de práctica yoga en cualquier lugar en donde estés.

Si realmente te interesa tu bienestar físico y mental, es importante que realices estas prácticas, así podrás elevarte y mantener un estado de consciencia que realmente beneficio a todo tu sistema. ¡Es excelente!