Posturas de yoga

Generalmente, las personas consideran que para practicar yoga se debe tener una increíble flexibilidad. Sin embargo, la realidad nos dice otra cosa; cada quien empieza desde su punto, es decir, como pueda y como mejor le parezca. En base a esto, es preciso que conozcas algunas posturas de yoga. ¡Empecemos!

Uttanasana o Pinza de pie

Esta es una de las posturas de yoga más realizadas y recomendadas, pues facilita considerablemente la descompresión de la columna, abre la parte posterior de las piernas y hace que la sangre oxigenada se mueva desde el corazón hacia la cabeza de manera eficaz.

Para poder llevarla a cabo debes hacer la postura de montaña. En este sentido, dóblate hacia tu cintura y exhala mientras tu torso baja, mantén la columna totalmente recta.

Luego permite que tu cabeza se cuelgue por su peso y relaja totalmente la mandíbula. Mantén tus pies separados en la misma altura de tus caderas (si eres principiante), en caso de que seas estudiante avanzado o intermedio, deja los pies completamente juntos.

En este punto, es preciso que conozcas los errores más comunes: mantener la columna firme es mucho más importante que tener las piernas dobladas (cosa que suelen hacer muchas personas). En otro aspecto, debes saber que no mantener la postura puede ser negativo para ti.

Adho Mukha Svanasana o postura del perro hacia abajo

Posturas de yoga

En esta inversión, el cuerpo se abre completamente. Se realiza principalmente con una posición de plancha, manteniendo los brazos muy rectos y a la altura de los hombros, mientras que los pies se alinean con la anchura de las caderas.

Ahora debes levantar tu cadera y exhalar hasta que tu cuerpo parezca una “V” invertida. Los ojos mirarán tus pierdas en sentido de tu barriga. En este punto, estírate hacia perfectamente adentro.

En esta postura de yoga se suelen cometer algunos errores: las personas con las pantorrillas tensas y con las corvas suelen formar poses tipo caja. Para no hacer esto, es preciso que flexiones tus rodillas y dirijas tu pecho hacia los muslos, al tiempo que presionas tus manos de manera firme contra el suelo para estirar las caderas lo más que puedas hacia atrás.

Virabhadrasana 1 o posición del guerrero

Posturas de yoga

Para llevar a cabo esta postura, debes comenzar hacia una de las posturas de yoga más conocidas: el perro; hazla hacia abajo, adelanta tu pie derecho entre las manos, gira el talón izquierdo hacia adentro y levanta los brazos y el torso lo más que puedas.

Inhala profundamente. Alinea tu talón frontal con tu pie trasero, luego tu rodilla llévala en dirección al tobillo. Después de esto, lleva tus caderas hacia adelante, estira tus costillas y agacha tu coxis, así se realiza esta postura. La postura debe ser repetida con la otra parte del cuerpo.

Un error común con esta postura es que giren la cintura hacia afuera y no hacia el frente, el pie trasero debe acercarse en un Angulo exacto de 45° y no a 90°, pues podría ser un poco perjudicial para ti.

Postura de la montaña

Esta postura te necesita de pie; solo debes tener la columna muy firme y los pies paralelamente con los pulgares haciendo contacto ¡Es fácil! Mira fijamente hacia el frente.

Un error común puede ser que saques demasiado tus nalgas y tus costillas. Trata de que tu columna vertebral se mantenga firme en una línea recta, así evitarás lesiones. Si la realizas como es debido, no necesitarás mucho tiempo para convertirte en todo un experto. Practica todos los días y lograrás aprender todo lo que necesitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *